Alfonso
December 8, 2017
Miguel Ángel
December 8, 2017

Alejandra.

Alejandra solicitó el apoyo de FUNDACIÓN DIM ya que se sentía “agobiada y no sabía qué hacer” expresó en sus propias palabras.

Alejandra tenía un par de años en una relación de pareja tóxica en la que sufría distintos tipos de violencia: física, psicológica, verbal, económica, sexual.

Los estragos que esto había dejado en su vida personal era muy lamentables, emocionalmente se encontraba muy afectada, su autoestima totalmente destrozada, en ese momento se encontraba aun estudiando por lo que  estudios profesionales estaban en peligro, sus relaciones interpersonales – principalmente sus amistades- estaban resultando afectadas pues no estaban de acuerdo en el tipo de relación tan evidentemente violenta en la que se encontraba.

Expresó que le costó mucho reconocer que necesitaba ayuda profesional y le tomó más aún tomar la resolución de asistir con un psicólogo, cuando por fin se decidió se acercó a nosotros.

El proceso terapéutico fue muy duro, incluso mencionó que después de su cuarta sesión había tomado la decisión de dejar de asistir con el terapeuta, ya que era para ella muy difícil tener que recordar o hablar de ciertos temas por que estos la hacían llorar y le provocaban un dolor profundo, sin embargo, las mismas sesiones le habían ayudado a concientizar sobre la situación en la que se encontraba y fue esto último lo que la impulsó a seguir adelante.

Al final de su proceso terapéutico Alejandra mencionó “Soy otra, me siento diferente, me siento mejor, más consciente” y después añadió  “No sé qué hubiera sido de mi si no hubiera buscado ayuda y  tomado terapia”.

Actualmente ejerce como maestra y mantiene contacto con personal de la institución que estuvo al tanto de su situación, siempre se ha mostrado agradecida por la ayuda que recibió por parte de la fundación.

 

 

Comments are closed.